Cómo encontrar un buen psicólogo

psicologo_a_domicilio

Si estás buscando psicólogo es importante tener en cuenta unas cuantas cosas:

– Busca a un profesional colegiado. Que esté colegiado, y podamos ver su número en su tarjeta de visita, página web, etc., es una garantía de que esta persona cumple con los criterios para ejercer su actividad profesional. Ten en cuenta que los coaches, terapeutas no suelen ser psicólogos, así que no tienen unos estudios oficiales. Hay algunos muy buenos, en efecto, pero yo te recomiendo que conozcas bien su experiencia y formación, sobre todo si lo buscas por internet y no tienes la referencia de nadie que haya estado antes con esa persona.

– Indaga que esté especializado en lo que estás buscando, por ejemplo, en niños, adolescentes, adicciones…etc.

– Ten en cuenta que un psicólogo no es un psiquiatra, nosotros no somos médicos y no medicamos. Hacemos psicoterapia, con o sin medicación recetada por el psiquiatra o médico.

– Yo creo que el primer contacto es importante, que en una primera cita nos sintamos cómodos. Yo a los adolescentes les digo que ellos también tienen que elegirme, que sus padres me han elegido y por eso les traen, pero que ellos también tienen que elegirme para que podamos trabajar juntos. Es muy importante cómo te sientas con tu psicólogo, ya que la relación entre ambos es fundamental para que la terapia avance. Yo a veces, si la persona quiere le digo de vernos 15 minutos entre paciente y paciente, para conocernos si quiere primero. Para mí como psicóloga son importantes los valores de la honestidad, respeto, responsabilidad, apertura, y es lo que ofrezco y lo que demando cuando yo acudo a un compañero a hacer terapia.

– Desde mi punto de vista, es importante que el profesional esté trabajado personalmente. Es decir, un psicólogo que tenga muchas horas de terapia como paciente. Los psicólogos somos personas, con nuestras heridas, nuestros traumas, nuestras historias. Tenemos unas características comunes, ya que elegimos una profesión de ayuda a los demás, y en general todos tenemos alguna historia que pulir, que trabajar. Para mí es importante estar lo más trabajada posible para poder estar con el paciente con lo suyo y no irme a mi historia cuando se parezca. Por ejemplo, si a mí se me ha muerto mi padre, y acude a terapia conmigo una persona que se le ha muerto su padre. Si yo he trabajado el duelo, podré trabajar con esa persona su duelo, no sintiéndome tan identificada como para dejar de ser objetiva, acordarme de mi historia y ponerme a llorar yo. Tendré un mayor rodaje como persona que me ayuda a tener mayor rodaje como psicoterapeuta.

– También es importante que se supervise de manera habitual. Es decir que vaya a un supervisor, individual o en grupo, para revisar sus casos, aquellos en los que no sabemos cómo seguir, qué hacer, cómo intervenir, aquellos en los que nos involucramos demasiado, o apenas nada. De esta manera observo qué me pasa a mí con este caso, y qué le pasa a mi paciente y cómo ayudarlo.

– Respecto a si es hombre o mujer, yo creo que depende de tí, de tus preferencias en este momento, con quien creas que vas a estar más cómodo. Mientras sea alguien preparado y con experiencia, la elección del sexo depende de tí y tus preferencias.

– Respecto a la corriente en la que desarrolle su actividad, todas tienen eficacia parecida, sólo que ese profesional se sentirá más cómodo en ese estilo porque ha dedicado mucho tiempo a formarse en ella. A mí me gusta la mía, y a otra persona le gustará la suya. Creo que es importante ir aplicando aquello que considero que puede ser útil o de ayuda independientemente de la corriente que sea.

El secreto de los Reyes Magos. Una historia para padres

 

descarga

Hace mucho años, más de 2000, nacía en Belén, Jesús de Nazaret. Tres reyes de países extranjeros acudieron a rendirle homenaje, con oro, incienso y mirra. Esta historia todos la sabemos.

 

 

reyes_magos_2Pero lo que es cierto es que hay un secreto que no todos conocemos: “El secreto de los Reyes Magos”. 

 

 

Tras llevarle los regalos al niño Jesús, estos Reyes se dieron cuenta que al llevar regalos a un niño se sintieron inmensamente felices. Se dieron cuenta de que eran inmensamente ricos, y que a pesar de saber cómo hacer magia, no utilizaban sus conocimientos y su fortuna para hacer algo que realmente fuera importante, algo por lo que fueran recordados. Así que, entre los tres tomaron la decisión de repetir esto todos los años, pues si con un niño, se habían sentido tan bien, ¿cómo se sentirían si llevaban regalos a todos los niños del mundo?. Como ellos no eran unas personas cualquiera, no podían ni querían ir a casa de los niños tocando la puerta y dejando el regalo, ¡No! Ellos querían ir de noche, cuando nadie les viera, y dejar los regalos. Las caras de los niños cuando vieran los regalos la mañana del 6 de enero sería la mejor recompensa. Para ello les era necesario sus conocimientos de magia, harían un  conjuro para alargar el tiempo, para poder así entrar en todas y cada una de las casas en una noche.  Acordaron el plan y se despidieron hasta el año siguiente. Se encontrarían en Belén la noche del 5 de enero del siguiente año, para comenzar la aventura.

Carta-a-los-Reyes-Magos

Y así lo hicieron. Como fue todo un éxito el plan, decidieron hacerlo otro año y otro….Todos los niños del mundo estaban muy felices, y los padres de esos niños muy agradecidos con los Reyes. Los padres y los niños dejaban comida y  bebida para los reyes y por supuesto, también para los camellos, ya que era un viaje muy largo y los reyes agradecían este gesto. Pasaron los años, y los reyes fueron envejeciendo, hay cosas que ni la magia puede evitar. La población mundial cada vez era mayor, y los reyes hacían un esfuerzo enorme para llegar a cada casa.

Pero un año, se reunieron los tres y hablaron. Ya no podían seguir este trabajo, estaban mayores y la cantidad de niños se había multiplicado. Así que decidieron hacer una reunión en el mes de Diciembre con todos los padres y madres, abuelas, abuelos, tíos y tías de todos los niños del mundo. En la reunión había muchísima gente, hablaban los unos con los otros, todos estaban muy contentos, todos menos los reyes. Primero el de habló Melchor, ya que era el mayor de los tres. Explicó a todos los asistentes cuál era la situación actual. Luego Gaspar expuso, las alternativas que habían barajado, pero que finalmente ninguna de ellas era posible. Y por último, Baltasar expuse o la conclusión a la que habían llegado: No podemos llevar más regalos a los niños, dijo con cara de profunda tristeza. El público quedó enmudecido. Sólo se oían respiraciones y suspiros.

Hasta que una voz dijo: “¡Nosotros lo haremos!”, “Siiii” secundaron algunos, “¡¡¡claro!!!”dijeron otros. Algunos no dijeron nada, pensando en que no tenían dinero para hacer regalos, pero rápidamente alguien dijo, “nosotros no tenemos hijos, ayudaremos a padres que no tengan dinero para los regalos”. Otra persona dijo: “Dado que los reyes nos han dado tanta felicidad e ilusión llenando nuestra casa de magia durante tantísimos años, seguiremos diciendo que son ellos los que vienen a casa, y lo haremos a su estilo, en la noche del 5 de enero, a escondidas, sin que nadie nos vea. Así mantendremos vivo su recuerdo, y todos los niños del mundo conocerán a Sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar”.

-¿Y qucorrené pasará cuando los niños descubran que nosotros somos los que hacemos de reyes magos?¿no se sentirán traicionados?.

Entonces Melchor dijo: Entonces ustedes les explicarán este secreto. Y desde que ellos sean conocedores del secreto, automáticamente se convertirán en Guardianes del Secreto. Y ellos ya serán lo suficientemente mayores para hacer felices a otras personas, a otros niños, haciendo que la memoria de los reyes, nuestra memoria, perdure. En ese momento guardarán el secreto, y ayudarán a sus padres a hacer felices a otros niños, como sus hermanos o primos, por ejemplo, buscando o pensando en regalos deseados por los demás. Y llegado el momento, seguirán la tradición con sus propios hijos. Así todos los niños del mundo serán felices, y vivirán la magia y la ilusión que todos y cada uno de nosotros, alguna vez en la vida, debemos vivir.

Propósitos 2016

 

latest-happy-new-year-2016-photos

 

Feliz Año a todos!!!Un nuevo comienzo lleno de posibilidades, creo que es un buen momento para pararnos a pensar qué es lo que queremos para este nuevo año, para nuestra vida. Revisar aquello con lo que no estoy del todo cómoda y trazar un plan para cambiarlo. Y aquí mis 16 propósitos para el nuevo año 2016:

1. Seguir mi plan de Marketing, no es muy refinado ni profesional, lo he trazado yo, pero contiene pasos que quiero seguir para seguir creciendo y dándome a conocer.

2. Dentro de mi plan está el dar más caña al Blog, es decir, escribir de algo al menos una vez a la semana

3. Retomar las entradas del diario de una coordinadora, ¡oh no llevo 4 talleres atrasados y me ha podido la pereza y la mala organización!

4. EL 2015 era el año de la natación, pues el 2016 será el año del deporte en general, quiero seguir yendo a entrenar a la piscina de 3 a 5 días a la semana, al menos dos ir a trabajar en bici, y dos días a Yoga. Tengo muchísimas ganas de retomar las clases de yoga, de pararme dos horitas para estar centrada en mí, en mi cuerpo, en mi respiración. Quiero recuperar la flexibilidad que tenía después de estar año y medio yendo a Awayoga.

5. Quiero visitar a los hijos de mis amigas al menos 1 vez al mes. Me dejo llevar por el día a día, y si no me lo pongo como algo que quiero y le doy la importancia que tienen para mí, pasan los días, las semanas y no me doy cuenta, y ellos crecen muy deprisa.

6. Quiero ver a mis amigas, las que tienen y no tienen hijos mucho más a menudo.

7. Continuar con mi huertito ecológico, y dentro de poco comer de lo que he plantado. Me relaja, me entretiene, y me motiva.

8. Decir cada vez que lo sienta que quiero a las personas que quiero.

9. Viajar.  Este año toca Italia, a una boda 🙂 y tras la boda recorrer Italia todo lo que pueda, y lo que el dinero me permita jajajaja

10. Viajar otra vez. Si puedo me encantaría ir a Estocolmo de nuevo, fui con mi amiga Laura hace dos años en el puente de Diciembre, y nos encantaría volver unos días en verano y disfrutar de la diferencia.

11. Y si puedo un tercer viaje, esta vez con mi madre jajajjja. Demasiado viaje, pero trabajaré para poder hacerlos todos.

12. Cuidar mi relación de pareja cada día, con sorpresas, cuidados, masajes…..

13. EN el 2016 voy a volver a esforzarme por ser más ordenada. Ordenada no seré, pero el esfuerzo que tenía lo he perdido, aunque sea recuperarlo.

14. Voy a cogerme dos semanas seguidas de vacaciones. Dicho y escrito queda. Que desde 2012 no me cojo más de una semana seguida.

15. Voy a bailar los triunfos y celebrarlos.

16. Y con fecha de mañana empiezo la dieta, que la dietista me ha elaborado para volver a mi peso habitual.

 

Y estos son mis propósitos, te animo a que escribas los tuyos, y en diciembre repasamos nuestra lista. Feliz año!

 

 

Despedida del 2015

Como cadaadios_2015 año, cuando se acerca el final del año, me gusta hacer un repaso de los momentos buenos que ha tenido este año, y aunque haya sido un año malo, me esfuerzo en hacer una lista de las cosas buenas que ha tenido. Me parece que es un buen cierre, ya que como todo, siempre hay cosas buenas y malas, y depende de mí, dónde pongo el foco, para recordar unas cosas u otras. Estos días en la consulta realizo este ejercicio con mi pacientes, y hoy lo quiero hacer yo.

Las 15 cosas buenas del 2015:

1. A mi madre le dijeron que el tratamiento ha sido un éxito y está todo bien.

2. Nos mudamos a una casita frente a la playa en la ciudad y estamos súper a gusto aquí.

3. Sigo igual de enamorada o más que el año pasado. Y siento que él también, cada día.

4. He dado por primera vez los cursos de grafología, y han sido un éxito, me piden más.

5. Salí en la contraportada de La Provincia con la grafología.

6. Sali como contraportada en un periódico de Galicia y otro de Málaga :), que son del mismo grupo de La Provincia. Me escribieron desde distintas ciudades a ver si daba el curso allí.

7. Salí en dos programas de La Televisión Canaria, todo esto gracias a los cursos de Grafología, qué buena idea ha sido.

8. Me lo he pasado súper bien siendo la coordinadora del grupo de Gestalt, he aprendido, llorado, y sobre todo reido. Me siento creciendo mucho profesional y personalmente gracias a este trabajo.

9. La consulta va cada vez mejor, y en este año ha habido una gran subida de pacientes. Acabo el año muy satisfecha de los logros y del esfuerzo.

10.  Me cogieron como profesora en el Instituto Pascal, y tras esforzarme bastante, aprobé, y tengo el primer curso en unos días.

11. Competí en mi  primera y segunda competición de natación y conseguí puntos para el equipo, además de pasármelo muy bien.

12. Fui con Javi a Berlín y Praga. Allí estuvimos con mis amigos Erasmus, y es lindo comprobar que pasan los años, y el cariño sigue intacto.

13. Mi “familia” elegida ha crecido y está creciendo. Y van naciendo nuevos “sobrinos”, que es una gran alegría.

14. Irene aprendió a decir Margui, y oírla por primera vez fue un momento súper lindo.

15. Acabo el año tranquila, en calma, llena de paz, amor y salud, tanto centro como a mi alrededor. Y es que este 2015 ha sido un buen año para mí, en el que todo se ha asentado, calmado y mejorado.

 

Diario de una Coordinadora Gestalt: maratón grupal y polaridades. Julio 2015

image image

El último fin de semana de primero fue muy intenso, disfruté muchísimo del tiempo que pasamos trabajando. En ese momento, la verdad, es que pensé que es maravilloso disfrutar trabajando. Un trabajo en el que tengo ganas de empezar de nuevo, y espero el momento con ilusión, aunque esto no ha quedado reflejado en el tiempo que he tardado en escribir esta entrada. Durante este último fin de semana de primero, nos acompañó María Jesús Armas, directora del Instituto Gestalt de Canarias, con la que abrimos el curso y ahora también lo cerramos. El fin de semana hablamos de las polaridades. Polaridad es un término que utilizamos en la Gestalt, creo recordar que el primero que habló de este concepto fue Carl Gustav Jung, que nos habla de las distintas partes de nuestra manera de ser, es decir, hay veces que con una persona soy muy cariñosa, y con otra muy fría y distante. Solemos ser de una manera (amables, cariñosos o chistosos) pero esto no significa que siempre tenga que ser así, puedo ser en algunas ocasiones de otra manera, adaptada al medio. Muchas veces no nos permitimos una parte de nosotros mismos, porque valoramos que no está bien que yo sea de esta manera, negamos ciertos aspectos nuestros porque creemos que no son buenos. Desde la terapia Gestalt invitamos a las personas a transitar por esas polaridades negadas. Por ejemplo, en un experimento controlado, en la sala, hacemos una obra de teatro en la que cada alumno es un personaje que es lo contrario a lo que normalmente muestra (una persona que muestra su lado más bueno o más correcto, podría interpretar a la niña de exorcista, a una persona que insulta y que grita, o a una ejecutiva agresiva a la que sólo le importa hacer dinero y hace lo que sea necesario para conseguir sus objetivos). Con esto se busca que la persona experimente cómo se siente al representar a un personaje contrario a sí mismo. Lo que se busca es encontrar el equilibrio yendo hacia el otro polo, siendo el equilibrio el ir hacia un lado o hacia el otro en función del momento. 

La noche del sábado tuvimos cena de fin de curso y amigo invisible, fue una noche muy divertida y sentí que ya éramos un grupo muy formado. El domingo, tuvimos una dinámica preciosa en la que uno a uno salimos al centro a hablar de nuestra evolución durante este año, y yo como tutora también he tenido la mía propia. Elegi la canción “el camino de los sueños” de Antonio Carmona, ya que para mí representa este curso, el acompañar a otros mientras caminamos por la vida.

Hay varios temas burocráticos que me doy cuenta que no los he tenido en cuenta durante este curso, y es importante que para cursos venideros tenerlos presentes, como por ejemplo, la renovación de la matrícula, en próximos cursos quiero anticiparme para que no acabe el curso y no tener la información necesaria para el curso siguiente, incluso hablarlo y aclararlo en la tutoría a final de curso, me resulta engorroso tener que estar durante las vacaciones (mías y sobretodo de ellos, porque todo el mundo tiene la cabeza en otro sitio, y no en el pago del siguiente curso).

Quiero concluir diciendo que ha sido un placer trabajar con este grupo tan comprometido, tan amoroso y tan entregado, soy afortunada. Y en breve empezaremos el nuevo curso.

Diario de una Coordinadora Gestalt: mecanismos de defensa, evitación y adaptación. Junio 2015

imageFin de semana en el que he aprendido a que no tengo que hacer más que el paciente. El terapeuta que vino ese fin de semana es muy distinto de los otros terapeutas que vienen a la formación, parece que hace muy poco, no trae nada preparado y trabaja con lo que surja en el grupo, con lo que hay, pero cuando miras hacia atrás el domingo, comprendes lo rico que ha sido el taller. Cuando yo hice mi formación, llamábamos al primer taller que vino Patxi Sansinenea, el taller del silencio, en el que personalmente lo pasé muy mal, ya que al darme vergüenza en aquel momento hablar en el grupo, me sentí muy incómoda con todo aquel silencio, ya que pasé todas las horas debatiéndome conmigo misma que debería hablar pero no lo hice. En esta ocasión viví el taller de una manera muy distinta, disfruté de esos silencios, que no me parecieron ni tan largos ni tan sorprendentes. Disfruté viendo lo que generaba este terapeuta en los alumnos, y cómo cada uno interpretaba lo que allí sucedía. Hubo un momento en el que me di cuenta de algo importante como tutora y como terapeuta, que es que yo no tengo que hacerlo todo, que la persona tiene todo lo necesario para salir adelante, y yo puedo estar disponible, pero no tengo que hacer todo lo que está en mi mano para que la persona salga de la situación en la que se encuentra, esa persona tiene la capacidad de pedir mi ayuda, si no lo hace es que no lo necesita, ya que puedo confiar en que esa persona puede salir adelante. Muchas veces intento salvar a la persona, asumiendo la responsabilidad de lo que la persona puede hacer, y lo que pasa es que yo hago más que esa persona, por lo tanto es fácil luego asumir la culpa porque eso no haya funcionado, y la verdad es que yo sólo soy responsable de las cosas que hago yo.

El terapeuta nunca puede ser más listo que el paciente. Porque si lo fuera podría estar perdiéndose mucha información. Eso de “ya sé lo que te pasa” solo ocurre en las películas americanas”

Taller de Grafología. Junio y Julio

10409677_1629219587294181_1770012537785298304_n

11201843_1629219573960849_1218346771251171541_n

11401153_1630507500498723_3058161963382415949_n

En breve daré un curso de Grafología, dos días lo daré en Las Palmas de GC y un día en Guía. ¿Qué es la Grafología? Es una técnica proyectiva que analiza los rasgos de personalidad y el estado de ánimo a través de la letra. La primera vez que se habla de ello es en el s.XVI, y a lo largo de los siglos se ha seguido estudiando esta técnica. Con la letra yo lo que observo es cómo la persona se relaciona con el mundo y consigo mismo. En el curso veremos los 8 componentes de la escritura. Será un taller práctico en el que cada uno podrá analizar su propia letra.
Me interesé por la Grafología en el último año que estuve en Madrid, comencé el primer curso viviendo allí, y ya el segundo lo hice viajando cada 15 días a Madrid. Yo utilizo mucho esta técnica con mis pacientes, ya que me da mucha más información de la que la persona me cuenta en las primeras sesiones.

Diario de una Coordinadora Gestalt: los duelos. Mayo 2015

11264998_1096685200358130_1532849878400445805_n

Comenzó el fin de semana con un pequeño grupo trabajando uno de los valores de la Terapia Gestalt: el amor. Creo que fue un trabajo muy bonito y para mí apropiado, previo al trabajo del fin de semana que trabajamos los duelos.
Cuando yo hice la formación, el taller de duelos fue uno de los más importantes para mí. Me acuerdo que cuando vi los nombres de los talleres fue uno de los que se me quedó en la memoria, no sabía bien qué talleres había, pero había uno de duelos. Y es que como nada es casual, es uno de los temas de mi vida, los distintos duelos que he vivido desde que era una niña.

No había comentado nada, para no condicionar al grupo, o al menos esa era mi intención. Vino la misma ponente que me dio a mí este duelo, Maite Descalzo, que viene del Instituto de Gestalt de Valencia. Y mis expectativas se cumplieron. Fue un taller muy intenso, lo que yo no pensaba es que fuera tan intenso para mí. La frase que apunté del taller de asuntos inconclusos volvía a mi mente una y otra vez. Cuando Maite nos hablaba del duelo de la muerte, a mí me venía el mismo duelo que trabajé por primera vez en el año 2009, cuando yo hice este taller. Este duelo lo he trabajado muchas ocasiones, con todos los terapeutas con los que he estado, y nuevamente me venía a la cabeza y al corazón. Así que nuevamente lo elegí para trabajar. Fue importante para mí reconocerme que tengo derecho a trabajar lo mismo todas las veces que necesite, ya que a la cabeza se me venían frases como “ya esto debería no afectarme tanto después de todas las horas que tengo de terapia, todas las horas que le he dedicado a trabajar esto mismo”. Y me fue útil aceptar que cuando hay temas muy fuertes, no sabemos cuántas horas y cuánto trabajo necesitamos. Esto me resulta útil para trabajar con las personas sus duelos, ya que me ayuda a ponerme aún más en el papel de un paciente que siempre tiene presente un asunto de su vida importante y doloroso.

Toda sensación que no sea agradecimiento y gratitud, al recordar a alguien que ya no esté, es un duelo que no está elaborado del todo.

Di un paso más, en elaborar este tema mío. Y lo más importante es que no mediré cuántos pasos son, si son más o son los que ya he dado.

Para mí fue muy lindo compartir el trabajo con el grupo, me siento acompañada, respetada y querida. En ocasiones soy una más y en otras no lo soy, estoy en contacto y me retiro cuando lo considero. Siento que es un grupo especial, y me siento especial con ellos. Es una maravilla de trabajo que disfruto cada minuto.

mufasa-simba-el-rey-leon-nosologeeks

Diario de una Coordinadora Gestalt: Asuntos inconclusos. Abril 2015

grande_things_i_never_told_you2

Después del taller anterior, el de Creatividad, que fue una fiesta de color, purpurina, risas y energía, este taller fue íntimo, con un ritmo sosegado y muy profundo. Seguí en la línea de trabajar desde dentro, y no perdiendo de vista al grupo. Estoy con mi trabajo y al mismo tiempo los observo, para no perderme su proceso.

Los asuntos inconclusos son aquellas situaciones que no resolvimos en el pasado y que nos afectan al presente, los dejamos a medias. No resolvimos o cerramos y ahora nos causan malestar, nos impiden vivir el momento presente. Muchas veces tiene que ver con sentimientos que no expresamos, como la rabia, el enfado o el amor.

Para mí fue importante darme cuenta de una frase que apunté: “Hay asuntos inconclusos que no pueden cerrarse del todo, pero puedo gestionarlos cuando tomo consciencia”. Es importante para mí, Marga, y para mí como psicóloga, ya que a veces pierdo esto de vista cuando trabajo con alguien y quiero que resuelva todos sus temas, y llego a frustrarme cuando la persona no es capaz de cerrarlo. Cuando me doy cuenta que hay asuntos que yo tampoco consigo cerrar del todo, hace que pueda acompañar mejor a otras personas, sin forzar, sin empujar, siguiendo su ritmo y no el mío. Lo que es consciente puedo manejarlo, lo que es inconsciente no, yo puedo gestionarlo aunque no lo tenga resuelto, porque lo identifico, lo veo.

Veo al grupo cada vez más unido, como una red que ya está creada, cada fin de semana damos un paso más, ellos dan muchos pasos individuales que luego se traducen en mayor confianza en el grupo, mayor crecimiento y mucho amor. Trabajamos durante los dos días con nuestro pasado, con nuestra infancia. Recuperamos nuestro cuento favorito de la infancia, con el que más nos identificábamos, el favorito. Luego lo contamos en pequeños grupos en primera persona…..

yo soy una princesa, hija de un rey y una reina…..cuentos-infantiles-la-bella-durm1

Diario de una Coordinadora Gestalt: la creatividad. Marzo 2015

FullSizeRender

¡Qué taller tan divertido! es lo primero que me viene a la cabeza cuando recuerdo el taller de creatividad, que impartió en marzo Ariel Déniz, compañero del Instituto Gestalt de Canarias. Ya desde antes del taller fue un taller diferente: durante el taller anterior me reuní con Ariel, para que me contara lo que necesitaba, lo que iba a hacer, y para ver él lo que necesitaba yo. Yo le dije que me apetecía participar en el taller, y eso fue lo que hice. Fue un taller en el que participé prácticamente como una más, realicé todas las dinámicas, me reí, corté, pegué, pinté, aprendí y disfruté. A la contra de esto me di cuenta que si participo tanto no estoy de todo atenta al grupo, y esto tampoco creo que sea bueno siempre. Estoy aprendiendo a ser coordinadora de grupo, y creo que quiero estar participando y a la vez retirarme de vez en cuando para poder observar al grupo. Contacto y retirada, tal y como decimos en Gestalt.

FullSizeRender (2)

Teóricamente fue un taller muy rico, ya que Ariel acaba de terminar su tesina para ser miembro titular de la Asociación Española de Terapia Gestalt, y la ha hecho sobre creatividad y un modelo que ha creado él que se llama “el atolladero”. Fueron ideas frescas y vividas con intensidad.

Ya la forma de entrar en el taller fue novedosa para el grupo, entraron a ciegas en un espacio conocido (la sala) pero distinto, estaba cubierto de periódico. Experimentaron el pisar y estar a ciegas en un sitio conocido pero distinto, luego trabajamos con esos periódicos. trabajamos con tarjetas, con dados, tuvimos un mapa del tesoro, una cajita de fósforos-tesoro, pintamos mandalas utilizando dibujos del cerebro….fueron muchísimos recursos, muchísimas actividades que hicieron este taller muy rico.

Me di cuenta que a mí me gusta más participar y al grupo le gustó mucho, por lo que me dijeron al final del taller, que me vivieron más cercana y metida en el taller. Seguiré investigando cómo hacer para estar en contacto-retirada, para participar más y no perderme el proceso del grupo. Creo que es como un baile, y creo que sé bailar, conozco los pasos, lo que me falta es más práctica, más ensayos, para poder hacerlo con soltura y de una forma que me sienta plenamente satisfecha.

FullSizeRender (1)