Diario de una Coordinadora Gestalt: la creatividad. Marzo 2015

FullSizeRender

¡Qué taller tan divertido! es lo primero que me viene a la cabeza cuando recuerdo el taller de creatividad, que impartió en marzo Ariel Déniz, compañero del Instituto Gestalt de Canarias. Ya desde antes del taller fue un taller diferente: durante el taller anterior me reuní con Ariel, para que me contara lo que necesitaba, lo que iba a hacer, y para ver él lo que necesitaba yo. Yo le dije que me apetecía participar en el taller, y eso fue lo que hice. Fue un taller en el que participé prácticamente como una más, realicé todas las dinámicas, me reí, corté, pegué, pinté, aprendí y disfruté. A la contra de esto me di cuenta que si participo tanto no estoy de todo atenta al grupo, y esto tampoco creo que sea bueno siempre. Estoy aprendiendo a ser coordinadora de grupo, y creo que quiero estar participando y a la vez retirarme de vez en cuando para poder observar al grupo. Contacto y retirada, tal y como decimos en Gestalt.

FullSizeRender (2)

Teóricamente fue un taller muy rico, ya que Ariel acaba de terminar su tesina para ser miembro titular de la Asociación Española de Terapia Gestalt, y la ha hecho sobre creatividad y un modelo que ha creado él que se llama «el atolladero». Fueron ideas frescas y vividas con intensidad.

Ya la forma de entrar en el taller fue novedosa para el grupo, entraron a ciegas en un espacio conocido (la sala) pero distinto, estaba cubierto de periódico. Experimentaron el pisar y estar a ciegas en un sitio conocido pero distinto, luego trabajamos con esos periódicos. trabajamos con tarjetas, con dados, tuvimos un mapa del tesoro, una cajita de fósforos-tesoro, pintamos mandalas utilizando dibujos del cerebro….fueron muchísimos recursos, muchísimas actividades que hicieron este taller muy rico.

Me di cuenta que a mí me gusta más participar y al grupo le gustó mucho, por lo que me dijeron al final del taller, que me vivieron más cercana y metida en el taller. Seguiré investigando cómo hacer para estar en contacto-retirada, para participar más y no perderme el proceso del grupo. Creo que es como un baile, y creo que sé bailar, conozco los pasos, lo que me falta es más práctica, más ensayos, para poder hacerlo con soltura y de una forma que me sienta plenamente satisfecha.

FullSizeRender (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *